Hay dos formas de conquistar una nación, una es con la espada, la otra es con la deuda.

John Adams (1735 - 1826)

Lafargue, Paul - El derecho a la pereza [1883]

En estos momentos en que la ciudadanía clama por su propia esclavitud, por más trabajo sobre sus espaldas y se echa a la calle... creo que es un buen momento para preguntarnos por qué no bajan las jornadas laborales en la misma proporción que ha crecido la productividad. Esclavo exige libertad y no trabajo.

Comparte