Todos quieren cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a si mismo.

Leon Tolstoi

Lafargue, Paul - El derecho a la pereza [1883]

Fuente/Autor: Gracias a LuisDo

En estos momentos en que la ciudadanía clama por su propia esclavitud, por más trabajo sobre sus espaldas y se echa a la calle... creo que es un buen momento para preguntarnos por qué no bajan las jornadas laborales en la misma proporción que ha crecido la productividad. Esclavo exige libertad y no trabajo.

Bookmark and Share