Mi vida de niña puede parecer espantosa, pero era hermosa... Pasé hambre... Pasé frío... Pero era libre.... Libre de no levantarme... De no acostarme... De emborracharme... De soñar... De esperar

Edith Piaff

Lafargue, Paul - El derecho a la pereza [1883]

Fuente/Autor: Gracias a LuisDo

En estos momentos en que la ciudadanía clama por su propia esclavitud, por más trabajo sobre sus espaldas y se echa a la calle... creo que es un buen momento para preguntarnos por qué no bajan las jornadas laborales en la misma proporción que ha crecido la productividad. Esclavo exige libertad y no trabajo.

Bookmark and Share