Yo, que soy profesor de universidad, necesito de la colaboración de los pensamientos aldeanos mucho más que ellos de los mios.

J. Ortega y Gasset

Lafargue, Paul - El derecho a la pereza [1883]

Fuente/Autor: Gracias a LuisDo

En estos momentos en que la ciudadanía clama por su propia esclavitud, por más trabajo sobre sus espaldas y se echa a la calle... creo que es un buen momento para preguntarnos por qué no bajan las jornadas laborales en la misma proporción que ha crecido la productividad. Esclavo exige libertad y no trabajo.

Bookmark and Share