El realismo es la buena conciencia de los hijos de puta.

Georges Bernanos