Malos tiempos cuando hay que explicar lo obvio

Bertolt Brecht