La mejor arma en manos del opresor es la mente del propio oprimido.

Steve Bico

Henry Thoreau - Desobediencia Civil

La autoridad y la legitimadad en ocasiones se gana, se encuentra... pero jamás se impone. He aquí un ejemplo de ciudadano consciente que no se deja someter por leyes injustas (si es que algo injusto puede llegar a ser Ley).

Más textos de Henry Thoreau gracias a ForoComunista

Comparte