Es muy difícil pensar con nobleza cuando no se piensa más que para ganarse la vida

J.J. Rousseau

Los espeluznantes mails de Moody’s y S&P
zoomboomcrash - lainformacion.com

JUL
11
English
French
Italian
Portuguese
Comparte
Autores

Los espeluznantes mails de Moody's y S&P

"Esperemos ser ricos y retirarnos antes de que este castillo de naipes se derrumbe", decía uno enviado por un empleado de Standard & Poor's en 2006...

comentarios


zoomboomcrash - lainformacion.com - 14-7-2011

Cuando el  Congreso de los EEUU y la SEC  comenzaron a investigar a los culpables de la crisis financiera que se desató a partir de 2007, pidieron ver los  correos electrónicos  de algunas agencias de calificación, las agencias de rating, y desde luego resultó ser una lectura espeluznante.

Esperemos ser ricos y retirarnos  antes de que este castillo de naipes se derrumbe”, decía uno enviado por un empleado de Standard & Poor’s en 2006. (información de  Bloomberg).

Otro correo intercambiado por empleados de  Moody’s  parecía una frase de Dante. Este empleado se había dado cuenta de que los informes no estaban reflejando el riesgo de algunos productos financieros, es decir, estaban ocultando la realidad, y que esa incompetencia era debida a que “estamos vendiendo nuestra alma al diablo de los ingresos”. (información de  The New York Times)

Resultaba que las agencias estaban dando matrícula de honor (AAA) a productos que estaban envenenados o eran basura.

Una de las informaciones de  The New York Times  afirmaba, por ejemplo, que un día de 2005 los ejecutivos de una empresa hipotecaria llena de basura financiera,    Countrywide Financial, se reunieron muy enfadados con los representantes de Moody’s, (teóricamente la más prestigiosa de las agencias de calificación), porque les estaba calificando muy mal. Countrywide   le obligó   a reescribir otro guión. La agencia  aceptó. Los calificadores mejoraron su opinión sobre los bonos.

¿Por qué lo hacían?

Porque las agencias habían cambiado de  alma.

Hasta los años setenta, las agencias de rating entregaban sus informes a  clientes  que iban a invertir en compañías   o países. Pero desde entonces, las agencias empezaron a cambiar de clientes. Ya no eran solo inversores sino que trabajaban también para las propias compañías a las que calificaban. Era como si un  juez  juzgara a la persona que le paga su salario todos los meses. ¿Le iba a condenar?

Como lo importante era mantener el negocio e incrementar los  beneficios, las agencias ocultaron los  marrones  de sus clientes, y esa fue una de las razones por las cuales la crisis se detectó muy tarde.

Stephen W. Joynt, presidente y consejero delegado de  Fitch  en Nueva York, dijo entonces parte de la verdad: “No vimos la magnitud o la velocidad de la caída de la vivienda en Estados Unidos, ni tampoco los dramáticos cambios en las costumbres de los que pedían préstamos […]. Tampocosupimos valorar  la aparición de hipotecas de mala calidad y el fraude entre 2005 y 2007″. (Bloomberg)

¿No lo vieron o no lo quisieron ver?

¿Y son esas mismas agencias las que ahora tienen en vilo a  Europa  y ahora incluso a  EEUU?

(Twitter del autor es  @ojomagico  o síguenos en  @la_informacion)

http://blogs.lainformacion.com/zoomboomcrash/2011/07/14/los-espeluznantes-mails-de-moodys-y-sp/

Visto en KaosEnLaRed


COMENTA