Dejadme que emita y controle la moneda de una nación y no me importará quien haga las leyes

Mayer Armschel Rothschild

Europa mañana será democrática y social. No puede ser de otra manera
Alexis Tsipras - L'Humanite

DIC
10
English
French
Italian
Portuguese
Comparte
Autores

Europa mañana será democrática y social. No puede ser de otra manera

La Cumbre de la Unión Europea, que comenzó ayer, debe estudiar un plan de "rescate" para países que experimenten dificultades con sus préstamos.


Alexis Tsipras, presidente de Synaspismos 18/12/2010

La Cumbre de la Unión Europea, que comenzó ayer, debe estudiar un plan de “rescate” para países que experimenten dificultades con sus préstamos. Según los círculos dominantes de la Unión Europea, se trataría en primer lugar de autorizar a la UE (es decir, a Alemania y al lobby financiero) a intervenir en las cuestiones internas de los Estados miembros cuando considere que éstos no han reducido suficientemente los salarios, limitado el gasto social, favorecido al capital... en resumidas cuentas, cuando exista un problema de “competitividad”. En segundo lugar, cada vez que un país esté en el punto de mira de los mercados, lo dejarán a expensas de las exigencias del FMI, como ha sucedido con Grecia.

Casi todos los países están bajo amenaza. A todas luces el modelo de desarrollo europeo atraviesa una crisis profunda, y no por culpa de los salarios, de las pensiones o de los convenios colectivos, considerados como un despilfarro por parte del Estado, sino porque la riqueza producida escapa a la sociedad y a la economía real. Ante este problema, los dirigentes europeos han elegido la peor solución posible : condenar a toda Europa al círculo de la depresión y de la pobreza, con lo que ellos denominan “competitividad”. Les vendría bien si el nivel de vida de los trabajadores europeos se equiparara al de los trabajadores de la India o de China. Este horizonte es absurdo. Europa mañana será democrática y social, no puede ser de otra manera. La izquierda europea no puede permanecer indiferente ante esta situación. Ya hemos presentado una serie de propuestas para una reestructuración radical de la Unión Económica y Monetaria, para autorizar la emisión de euro-obligaciones por parte del Banco Central Europeo a favor de países objeto de presiones especulativas.

Los círculos dominantes no se implican por la supervivencia del euro, de la Unión Europea y de las propuestas de izquierda. ¿Podrán acabar con las conquistas sociales de nuestro pueblo y desmantelar la integración europea ? Nuestra respuesta debe ser un no rotundo. Luchemos por la Europa de los pueblos, contra la Europa de los mercados.

(Página 23 de la edición en papel de l’Humanité del 17 de diciembre de 2010)

Visto en L'Humanite

COMENTA