Llevadera es la lucha cuando muchos comparten la fatiga.

Homero

El FMI alerta sobre una desaceleración de la economía mundial
Manuel Freytas - IARNoticias

JUL
10
English
French
Italian
Portuguese
Comparte
Autores

Por Manuel Freytas (*)
manuefreytas@iarnoticias.com

Organismos financieros internacionales, gobiernos y analistas del sistema continúan advirtiendo sobre desfasajes y desbalances en el proceso de recuperación de la economía mundial cuya salud se encuentra en "pronóstico reservado".  

Hay un punto de coincidencia generalizada entre autoridades monetarias, gobiernos y especialistas respecto de cuatro factores clave que podrán determinar una recaída de la crisis: El agravamiento del desempleo (principalmente en EEUU y Europa) la no reactivación del consumo, la desaparición del crédito para la producción, y los interrogantes que persisten en caso de que los bancos centrales levanten los estímulos (planes de rescate) a bancos y empresas.

A este panorama se suman los rojos fiscales (baja de la recaudación) y la crisis financiera que afrontan los Estados centrales (EEUU, UE, Japón) con colapso de sus deudas públicas y brutales ajustes fiscales que agravan el desempleo y la caída del consumo.

En la actualización de su Panorama Económico Mundial, divulgada este jueves en Hong Kong, el Fondo Monetario Internacional (FMI) se suma a la lista de los que pronostican una desaceleración de la economía mundial.

El FMI pronostica que el crecimiento global descenderá a 4,3% el próximo año frente al 4,6% de 2010.

"Los riesgos han aumentado considerablemente en medio de las renovadas turbulencias financieras", advirtió el FMI, en referencia principalmente a la crisis fiscal en Europa.

El FMI estima que las crisis financieras en Europa tensionan a los mercados financieros al extremo de la fase más álgida de la crisis en 2008, el crecimiento global en 2011 se reduciría en 1,5 puntos porcentuales debido al menor comercio global y la contracción del crédito global.

El organismo internacional pronostica que la economía estadounidense avanzará 2,9% el próximo año después de expandirse 3,3% en 2010. El PIB de la eurozona crecería un 1 por ciento en el 2010, una estimación que no registra cambio respecto a la de abril, aunque el pronóstico para el 2011 fue recortado en 0,2 puntos porcentuales, al 1,3 por ciento.

Entre los 16 países que comparten el euro, Grecia ya se encuentra en una profunda recesión, en tanto que España y Portugal luchan por mantener su crecimiento en un contexto marcado por el rojo fiscal y los ajustes que afectan  a la mayoría de la población. Alemania y Francia registran débiles crecimientos, en el mismo contexto de reducción de salarios  y conquistas sociales.

En el marco de crecientes protestas sociales y sindicales  estos países están recortando su déficit fiscal para eludir una crisis de deuda como la que azota a Grecia desde hace unos meses.

En Japón, la combinación del fin de las medidas de estímulo, la crisis del mercado financiero y una propuesta del gobierno para duplicar a 10% el impuesto nacional sobre las ventas para reducir el déficit fiscal ya ha frenado el crecimiento.

Ángel Gurría, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), habla de la aparición de una "brecha laboral" en los 31 países del grupo, en su mayoría naciones desarrolladas.

Según el organismo, los países de la OCDE necesitarían crear 17 millones de puestos de trabajo para volver a los niveles de empleo previos a la crisis, en diciembre de 2007.

China también está eliminando las medidas de estímulo a bancos y empresas, y los especialistas proyectan que la economía se desacelerará a cerca de 9% en el segundo semestre después de una expansión de 11,9% en el primer trimestre.

En los últimos días, el Instituto de Finanzas Internacionales, que agrupa a los grandes bancos del mundo, el banco de inversión J.P. Morgan y la consultora IHS Global Insight proyectaron un declive más abrupto del crecimiento que el FMI.

Aluden a la severa reducción de los estímulos estatales a bancos y empresas para 2011, un menor crecimiento del sector manufacturero, la crisis fiscal en Europa y la caída en la confianza del consumidor en Estados Unidos y la eurozona para justificar su creciente pesimismo.

"La sensación de optimismo que teníamos de una sólida recuperación se ha desvanecido", reconoce ante el Walll Street Journal,  Ronald DeFeo, presidente ejecutivo de Terex Corp., una compañía exportadora de equipos de construcción de Westport, Connecticut. "Existe una sensación de que la recuperación (de la demanda global) tardará muchos años", añade.

Según el Journal, aunque  también pierden vigor en los grandes mercados emergentes como India, China y Brasil, las caídas son, hasta el momento, moderadas y se producen desde una base de comparación alta.

La situación -explica -está ampliando la bifurcación de la economía global, en la que los países desarrollados avanzan con lentitud, preocupados por una posible recaída, mientras los países emergentes lo hacen a toda velocidad, preocupados por un sobrecalentamiento.

La persistente debilidad en los mercados laboral y de vivienda de Estados Unidos, los problemas de deuda en la eurozona, y la desaceleración en la actividad manufacturera en Asia han hecho especular a los medios y analistas especializados  que la economía global se frenará abruptamente por el resto del año.

La economía europea sigue sin arrancar y muestra graves signos de estancamiento que ponen en duda que pueda salir de la recesión con un crecimiento suficiente para generar empleo.

Los últimos datos, publicados el miércoles por la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat) confirman que el PBI de la Eurozona creció en el primer trimestre del año un raquítico 0,2% con respecto al trimestre anterior –un 0,6% en tasa interanual– y que las previsiones para los siguientes trimestres del año son muy poco mejores.

El FMI recortó el jueves los pronósticos de crecimiento del PIB 2011 de Reino Unido, Canadá, la eurozona, las economías emergentes y Japón.

La mayor revisión a la baja fue en el pronóstico de PIB de Reino Unido, que el mes pasado reveló un plan para recortar un déficit presupuestario récord hasta hacerlo casi desaparecer en cinco años.

El FMI calcula que el PIB británico crecerá un 1,2 por ciento en el 2010, 0,1 puntos porcentuales menos con respecto a la estimación previa, y el crecimiento en el 2011 sería de un 2,1 por ciento, 0,4 puntos porcentuales menos.

Las mayores revisiones alcistas de crecimiento se vieron en las economías emergentes. El pronóstico de crecimiento 2010 de Brasil fue elevado 1,6 puntos porcentuales, a 7,1 por ciento, y el del 2011 aumentó 0,1 puntos porcentuales, a 4,2 por ciento.

En resumen, y en  un escenario, marcado por una débil "recuperación económica" (de la que todos dudan), con un aumento del déficit y la persistencia de la desocupación en EEUU y en Europa (locomotoras del la economía mundial), con ajustes fiscales y crecimiento de las protestas sociales y sindicales, sin crédito y sin salida para el consumo (los motores de la reactivación económica), con déficit y procesos inflacionarios en ciernes, con la bolsas y las macro empresas y bancos  cosechando ganancias multimillonarias con el regreso  de la especulación en alta escala, se multiplican las posibilidades de una recaída de la crisis mundial.

Que esta vez puede llegar reciclada en el peor escenario: La crisis social, con su secuela inevitable  de desempleo en masa, crisis alimentaria, y colapsos económicos acompañados de huelgas y estallidos sociales.

En suma, lo que siguen anticipando "entrelíneas" los expertos y las propias autoridades económicas mundiales.


(*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.
Ver sus trabajos en Google y en IAR Noticias

Fuente - Publicación: Manuel Freytas - IARNoticias

 


COMENTA