La diferencia entre una democracia y una dictadura, es que en la democracia puedes votar antes de obedecer las ordenes.

Bukowsky

Mientras tanto
Pascual Serrano

MAY
10
English
French
Italian
Portuguese
Comparte
Autores
Otros artículos que te pueden interesar

El Tratado de Lisboa o el fin del sueño europeo

El Tratado de Lisboa en vez de resolver los problemas de la Unión Europea (UE) ha aumentado la confusión institucional reinante. A la actual Comisión Administrativa se le ha añadido un Presidente insignificante y una Alta Representante sin carism...

Pierre Charasse - VoltaireNET

Fiscalía y Policía Judicial para el franquismo, fin de la Ley de Amnistía, restitución de bienes incautados a la República...

La semana pasada, El Plural adelantaba la iniciativa legislativa popular que las Asociaciones de Memoria Histórica iban a presentar en el Congreso de los Diputados para crear una ley de “Verdad, Justicia y Reparación”. Quieren así sustituir la...

MARCOS PARADINAS - El Plural

Máxima indignación en Harvard: Los alumnos de la cátedra de Introducción a la Economía de la Universidad Harvard exigen nuevas perspectivas académicas

...el pasado 02.11.2011, un grupo de estudiantes de economía tomó la decisión de retirarse en bloque de la cátedra de Introducción a la Economía de la Universidad Harvard, en protesta por el contenido y el enfoque desde el cual se imparte esta ...

Julia Evelyn Martínez

Del pánico al déficit al colapso financiero del TARP

Hollywood era el lugar al que iba la gente creativa para inventar grotescas historias de miedo. Pero Hollywood ha sido desplazado. Ahora, para urdir historias fantásticas de desastres inminentes, uno se va a Washington....

Dean Baker - SinPermiso

La vieja Europa y la nueva América Latina

Fecha: MAYO 2010

Pascual Serrano/Correo del Orinoco

Mientras creíamos que aquellos eran gobiernos populistas que sólo buscaban ganar votos, les subían el salario mínimo a los ciudadanos (el mes de febrero se aprobó en Nicaragua una subida salarial del 12 % para 2010) y aquí en Europa se lo congelaron a los pensionistas y se lo bajaron a los funcionarios.

Mientras acusábamos a aquellas economías de pobres y subdesarrolladas, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) anuncia que los países de Unasur crecerán un 5 % y aquí rezamos para que la cifra no sea negativa.

Mientras acusábamos a sus democracias de ser repúblicas bananeras mal salidas de dictaduras, están encarcelando y juzgando a sus militares golpistas (este mes de mayo Argentina procesó y dictó prisión preventiva contra el dictador Jorge Rafael Videla) aquí a quien sentamos en el banquillo es al juez que osa investigar al franquismo.

Mientras nuestra xenofobia y soberbia nos impide aceptar que todos los hombres y mujeres son iguales y encerramos a los inmigrantes, allí consideran iguales a todos los humanos, nacionales o emigrados, (véase la nueva ley de Emigración en Argentina consagra la igualdad a los emigrantes).

Mientras acusábamos a Fidel Castro de enriquecerse (revista Forbes), nuestros banqueros, como el consejero delegado del BBVA, Alfredo Sáenz, se jubila con 85'7 millones de euros y su sueldo era de diez millones al año.

Mientras acusamos de caudillos y dictadores a aquellos, en Venezuela dos millones y medio de militantes del partido de Chávez eligieron a sus candidatos al Parlamento, y aquí los eligen a dedo las cúpulas de los partidos.

Mientras ellos han curado gratuitamente de la ceguera a un millón y medio de pobres a través de la Misión Milagro, nosotros recortamos el presupuesto de cooperación.

Mientras nos hundimos en nuestra soberbia ellos crecen en su dignidad.

 

Fuente - Publicación: Pascual Serrano

 


COMENTA