Dejadme que emita y controle la moneda de una nación y no me importará quien haga las leyes

Mayer Armschel Rothschild

¿Puede Estados Unidos acuñar una moneda para pagar su deuda?
Marco Antonio Moreno

ENE
13
English
French
Italian
Portuguese
Autores

¿Puede Estados Unidos acuñar una moneda para pagar su deuda?

Hay voces que están presionando con insistencia al presidente de Estados Unidos para que cree un arma especial que evite otra crisis de deuda: la acuñación de una moneda de platino por un billón de dólares, que permita al Gobierno conseguir un aumento del techo de endeudamiento, sin pasar por el Congreso. Se trata de una triquiñuela inédita, que apela a un vacío legal que permite al Tesoro acuñar monedas de platino, pero que cada vez más expertos en ese país consideran viable. Hasta Paul Krugman, en su post de hoy (07-01-13), plantea esta solución aparentemente ridícula, como una alternativa real en momentos de gran oscuridad.


Marco Antonio Moreno - 07/01/13

Hay voces que están presionando con insistencia al presidente de Estados Unidos para que cree un arma especial que evite otra crisis de deuda: la acuñación de una moneda de platino por un billón de dólares, que permita al Gobierno conseguir un aumento del techo de endeudamiento, sin pasar por el Congreso. Se trata de una triquiñuela inédita, que apela a un vacío legal que permite al Tesoro acuñar monedas de platino, pero que cada vez más expertos en ese país consideran viable. Hasta Paul Krugman, en su post de hoy, plantea esta solución aparentemente ridícula, como una alternativa real en momentos de gran oscuridad.

Muchos economistas y políticos han dado credibilidad a esta curiosa alternativa para evitar la amenaza de la suspensión de pagos, como Jerrold Nadler, congresista demócrata, para quien la idea “suena estúpida, pero es absolutamente legal”: “Cuando te chantajean con destruir la economía nacional, tienes que considerar alternativas”, , indicó el congresista, en referencia a la amenaza de la oposición republicana de no autorizar el aumento del techo de endeudamiento si el Gobierno no introduce recortes drásticos en los gastos federales. La moneda de platino permitiría resolver el problema de la financiación del déficit presupuestario sin aumentar la deuda.

En febrero Estados Unidos alcanzará de nuevo su cota máxima de endeudamiento (el techo de la deuda) y la Cámara de Representantes y el Senado tendrán que decidir si vale la pena elevar dicho techo una vez más o inventar otra solución. Una serie de economistas ya han puesto sobre la mesa la solución de la moneda de platino de un billón de dólares. “Existen límites sobre cuánto papel moneda puede circular en EE.UU. y las normas que rigen la acuñación en oro, plata y cobre, pero el Departamento del Tesoro tiene amplias facultades discrecionales en las monedas hechas de platino”, señala Chris Krueger, analista de Washington Research Group al American Enterprise Institute.

“Aunque el Tesoro no puede crear dinero de la nada para pagar sus cuentas, hay un tecnicismo en la ley que reza: el Tesoro tiene facultades discrecionales especiales para crear monedas de platino de cualquier denominación, y la idea es que el Secretario del Tesoro, Tim Geithner, podría crear la moneda y entregarla a la Reserva Federal y depositarla en la cuenta bancaria del Tesoro”, apunta Joe Weisenthal de Business Insider.

Más de 1.000 personas ya han solicitado al gobierno de Obama que ordene la acuñación de la moneda en la página web de la Casa Blanca. Se propone que el Tesoro acuñe una moneda de un billón de dólares, la deposite en la Reserva Federal y respalde con ella la capacidad de endeudarse por esa cantidad, suficiente para elevar virtualmente, de un golpe, el techo de la deuda nacional.

El Tesoro no tiene la capacidad de imprimir dinero, algo que es potestad de la Reserva Federal, pero el recurso legal a la “moneda de platino”, por caprichoso que parezca, podría evitar que se repitan los enconados debates en el Legislativo del verano de 2011, que condujeron a la pérdida de la triple A en la calificación de la deuda estadounidense por primera vez en la historia. Hasta el Premio Nobel Paul Krugman ha tratado esta “peculiar excepción” como una posibilidad real, con el argumento de que “vivimos en un tiempo económico extraño, en el que las reglas normales ya no cuentan”.

Visto en ElBlogSalmon


Preferiblemente
NO en ese orden. Piensa primero gracias.
Comenta también con
Comentarios gentileza de Disqus Disqus