¿Democracia aparente?

Comparte

¿Es eso Estado de Derecho? o más bien de derecha, pura, dura y rancia, donde los derechos de los y las poderosas siempre están garantizados. Franco, lo dejo todo atado y bien atado y además una monarquía que nos está acabando de convertir en súbditos y no en ciudadanas y ciudadanos libres.

ENERO 10
Carlos Martínez - ATTAC

Carlos Martínez – Presidente de ATTAC España

La democracia no es solo una serie de leyes y convenciones, elecciones cada cuatro años y jueces por oposición que velan por el cumplimiento de la ley. La Democracia es el gobierno del Pueblo. Es la posibilidad de luchar por la Justicia, la Igualdad y contra la corrupción.

En esta ya decadente Europa, aburguesada, consumista y conservadora, la Democracia está en retroceso, y España no es una excepción. Aquí solo están garantizados los derechos de la sacrosanta propiedad privada y de la libre “gran” empresa.

El Estado privatizado, los sindicatos en retroceso, y la izquierda o temerosa y entregada cuando no impotente y desorientada.

En el reino de España, la llamada Justicia impide una querella contra Air Comet, que ha estafado a multitud de trabajadores y trabajadoras latinoamericanos afincados por aquí, y despedido una plantilla sin un euro. Da la razón a la Falange, es decir al partido fascista español, contra Garzón, procesándolo por haber intentado abrir un proceso al Franquismo. Ahora Garzón probará su propia medicina.

Por si esto no fuera poco, al Alcalde democráticamente electo de Seseña, se le impone por parte de una jueza, una fianza de un 10.000 de Euros, condenándole de antemano por haberse atrevido a plantarle cara a un especulador de la construcción, un responsable principalísimo del nefasto ladrillazo que ha asolado este reino, cuando hablaba en defensa de su municipio y de la voluntad de las y los ciudadanos que lo han votado.

Pero aquí no acaba todo. Al alcalde de Seseña es el segundo juicio en que logra el especulador conocido como “El Pocero” involucrarle por injurias, mientras él, que ha incumplido diversas ordenanzas y normativas, así como presuntamente, es decir “intentado” corromper a varios concejales, que ahora trabajan en sus empresas, sigue haciéndose el ofendido e imponiendo su ley; es decir, la de los poderosos que siempre logran frente a unos privatizados y capitidisminuidos poderes del estado imponer su dogma, la propiedad privada por encima del bien común, así como la omertá, por encima de la libertad de expresión.

Ya se sabe que a cualquier alcalde o alcaldesa se le puede decir de todo, con o sin razón -y más si es de izquierdas-, y hacerle chistes de mal gusto, merecidos o no. Pero a un capitalista, a un enriquecido especulador, no se le puede decir nada.

En el reino de España, impera el doble rasero y las leyes o quienes las interpretan recuerdan más a la España caciquil y rural de la Restauración Borbónica desde finales del siglo XIX hasta 1931, que a un Estado Democrático, Social y de Derecho del siglo XXI, con una democracia avanzada, de los que parece ser que en Europa, muy pocas excepciones aparte, ya no quedan.

¿Es eso Estado de Derecho? o más bien de derecha, pura, dura y rancia, donde los derechos de los y las poderosas siempre están garantizados. Franco, lo dejo todo atado y bien atado y además una monarquía que nos está acabando de convertir en súbditos y no en ciudadanas y ciudadanos libres.

Es imprescindible reaccionar. Debemos volver a luchar por la Democracia y por construir un civismo republicano que, en el reino de España, no existe o está siendo vuelto a perseguir.

La Izquierda, social y política, los Sindicatos, y las gentes deben volver a reaccionar. No sólo hay una crisis del capitalismo y generada por la Banca, hay una crisis democrática y social frente a la que hay que movilizarse.

No podemos seguir acatando calladas y callados sentencias que ignoran la voluntad popular, ni en manos de cuerpos funcionariales endogámicos y clasistas.

La paulatina privatización del Estado ente otras cosas, auspiciada por la mayoritaria derecha europea y que demasiados acatan sin rechistar, está liquidando no solo el sector público y los derechos laborales, sociales, culturales y el bienestar europeos, también está poniendo en serio peligro la democracia en Europa y en España.

Esto no es por lo que tanta gente luchó, murió, sufrió torturas y dejó su juventud entre rejas. Tanto contra los nazis en la Europa resistente, partisana y antifascista, como en la España en lucha contra el franquismo, desde los maquis, hasta las minas o las obras, pasando por las aulas.

Es ya la hora de reaccionar, sino queremos perderlo todo, sin dignidad a través de una nueva amenaza que ya ha llegado también al reino de España, la Berlusconización y no es casualidad que el dominio de Berlusconi sobre los media corporativos españoles, sea ya mayoritario. Así comenzó todo en Italia.

Fuente: Carlos Martínez - ATTAC