Tensión en el Cáucaso: Rusia despliega misiles antiaéreos en Abjasia

Comparte

Rusia anunció el miércoles el despliegue de misiles de defensa antiaérea S-300 en Abjasia, república separatista de Georgia, una decisión denunciada por Tiflis, que instó a la OTAN a actuar para evitar lo que considera una amenaza para el equilibrio de las fuerzas en la región.

AGOSTO 2010Escuchar

IAR Noticias /
AFP

Rusia anunció el miércoles el despliegue de misiles de defensa antiaérea S-300 en Abjasia, república separatista de Georgia, una decisión denunciada por Tiflis, que instó a la OTAN a actuar para evitar lo que considera una amenaza para el equilibrio de las fuerzas en la región.

Además de una batería de misiles antiaéreos en Abjasia, otros medios de defensa antiaéreos fueron desplegados en Osetia del Sur, otro territorio separatista georgiano vecino del territorio ruso, anunció este miércoles el comandante de las fuerzas aéreas rusas, Alexandre Zelin, citado por las agencias de prensa.

"El objetivo de estos medios de defensa antiaérea es no sólo proteger los territorios de Abjasia y de Osetia del Sur, sino destruir todo aparato que viole el espacio aéreo, cualquiera sea su misión", declaró el general Zelin.

Georgia, muy prooccidental desde la llegada al poder en 2003 del presidente Mijail Sakashvili, reaccionó inmediatamente a este anuncio considerando que debería ser una "fuente de preocupación" para la Alianza Atlántica.

"Esto debería ser una fuente de preocupación no sólo para Georgia sino también para otros actores regionales, incluidos la OTAN", declaró a la AFP el viceprimer ministro georgiano, Temur Iakobashvili. "Esto cambia el equilibrio de fuerzas en la región", agregó.

"Es evidente que Rusia utiliza estos territorios ocupados como una plataforma militar para proyectos más vastos que los que se dirigen únicamente a Georgia", consideró el viceprimer ministro.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no reaccionó de inmediato, pero la Alianza ya había puesto en tela de juicio la legalidad de un acuerdo concluido en febrero entre Moscú y Abjasia en vista de la instalación de una base militar rusa en su territorio.

Estos acuerdos militares firmados por Moscú con las regiones separatistas georgianas le permiten mantener allí 3.400 soldados en total, por un período de 49 años.

Un acuerdo de cese el fuego concluido bajo la égida de la Unión Europea el 12 de agosto de 2008 tras dos años de guerra entre Rusia y Georgia preveía la retirada de las fuerzas rusas dentro de los límites anteriores al conflicto.

Según Iakobashvili, los misiles en Abjasia son también "una respuesta asimétrica al despliegue por los estadounidenses de elementos del escudo antimisiles en Europa del Este".

Rusia, que se había opuesto a un primer proyecto de escudo antimisiles en Polonia y en República Checa, elaborado bajo la administración del ex presidente estadounidense George W. Bush, sigue siendo reticente a pesar de que el dipositivo fue aliviado por la administración de Barack Obama en septiembre, oficialmente porque se reevaluó la amenaza balística iraní.

Rusia y Georgia se enfrentaron hace dos años en una guerra relámpago por el control de Osetia del Sur, tras la cual Moscú reconoció a los repúblicas secesionistas.

Ese reconocimiento sólo fue secundado por Nicaragua, Venezuela y la pequeña isla de Nauru (en el océano Pacífico) y fue condenado por Occidente.

Ubicada en el litoral del mar Negro, Abjasia comparte frontera con la región rusa de Sochi, donde se organizarán en 2014 los Juegos Olímpicos de Invierno.

IARNoticias