Hallan plantas genéticamente modificadas asilvestradas en EEUU

Comparte

Un equipo de científicos estadounidenses demuestra por primera vez que ciertas poblaciones de plantas de colza genéticamente modificadas ya están establecidas en la naturaleza. Así lo han presentado los científicos durante la 95ª edición de la Reunión Anual de la Asociación Ecológica de América (ESA, en sus siglas en inglés) que se celebra hasta hoy en Pittsburg (EE UU).

AGOSTO 2010

Los investigadores de la Universidad de Arkansas, la Universidad Estatal de Dakota del Norte, la Universidad Estatal de California en Fresno y la Agencia de Protección Medioambiental de EE UU realizaron cortes transversales de terreno a lo largo de 5.400 kilómetros de carreteras interestatales, estatales, y nacional del Estado americano de Dakota del Norte. En ellos, recogieron muestran de 406 plantas de colza (Brassica napus).

Los resultados, que se registraron a principios del mes de julio y que se han presentado en la 95ª edición de la Reunión Anual de la Asociación Ecológica de América que ha reunido a 3.000 personas, demuestran que las plantas transgénicas han establecido poblaciones fuera de los campos de cultivo de Estados Unidos.

Según los científicos, dirigidos por Meredith G. Schafer, autora principal del estudio e investigadora en la Universidad de Arkansas ((EE UU), de las 406 plantas recogidas, 347 (es decir, el 86%) dieron positivo en la prueba de la proteína CP4 EPSPS (que confiere tolerancia al herbicida glifosato) y en la de la proteína PAT (que confiere tolerancia al herbicida glufosinato), señal de ser plantas genéticamente modificadas.

Transgénicos sin comercializar

“Se hallaron también dos ejemplos de transgénicos múltiples en individuos”, afirma Cynthia Sagers, coautora del estudio e investigadora en la Universidad de Arkansas. “Las variedades con múltiples rasgos transgénicos aún no se han comercializado, por lo que este descubrimiento sugiere que se están reproduciendo poblaciones asilvestradas y que se han establecido fuera de los cultivos”, añade la científica.

Para la investigadora, esas observaciones tienen implicaciones “importantes” para la gestión de la ecología de especies nativas y silvestres, así como para la gestión de productos de biotecnología en EE UU.

Fuente: SINC - http://www.plataformasinc.es/

EcoNoticias