Hungría se distancia del FMI en desacuerdo sobre medidas de austeridad

Comparte

El gobierno de Hungría se negó a aplicar nuevas medidas de austeridad fiscal para alcanzar el objetivo de reducción de déficit de este año.

JULIO 2010

Hungría rompió negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea, después de que el gobierno se negara a aplicar las medidas de austeridad fiscal para alcanzar el objetivo de reducción de déficit de este año.

"Dijimos que no podemos aplicar nuevas medidas de austeridad", dijo el ayer el ministro de Economía, Gyorgy Matolcsy en una entrevista con el canal privado HirTV.

Matolcsy informó que el Gobierno húngaro propugna la introducción de un impuesto sobre transacciones bancarias por el que espera recaudar unos 700 millones de euros de las entidades, por ser la única alternativa al paquete de austeridad impuesto por los organismos internacionales.

El FMI y la UE se retiraron de las negociaciones para revisar la línea de crédito de 20.000 millones de euros, lo que permitiría al país recibir el resto de su crédito, que expira en octubre.

ADNMundo