El FMI pide a España reformas urgentes en el mercado laboral y el sistema bancario

strauss kahn
Comparte

El organismo insiste en la necesidad de limitar la negociación colectiva y y flexibilizar el despido "al menos hasta el nivel del resto de la UE.- Celebra la "ambiciosa consolidación fiscal" del Gobierno

MAYO 2010

El Fondo Monetario Internacional ha llamado hoy a España a hacer reformas "urgentes" y "decisivas" en el mercado laboral y en el sistema bancario, aunque apoya la "ambiciosa consolidación fiscal" que ha aprobado recientemente el Gobierno. En un informe sobre la situación de la economía española, el organismo multilateral resalta que estas medidas "necesitan complementarse con reformas estructurales que estimulen el crecimiento, reforzar el progreso que se está realizando en el mercado productivo y el inmobiliario".

"El análisis del FMI coincide con el del Gobierno", señalan desde el Ministerio de Economía

En el documento -elaborado por una misión encargada de evaluar la marcha económica de los países miembros, las llamadas consultas del artículo IV- se resalta que las perspectivas de la economía española son de un crecimiento "frágil" en los próximos meses. "Un mercado laboral disfuncional, una burbuja inmobiliaria venida a menos, un gran déficit fiscal, un enorme nivel de endeudamiento externo y del sector privado, un anémico crecimiento de la productividad, una competitividad débil y un sector financiero con bolsas de debilidad", resume.

Para el Gobierno, el análisis "coincide" con el suyo, ya que "estima que la economía española ha entrado en una fase de estabilización tras la severa crisis de los dos últimos años, pero que esa recuperación es aún débil y, por tanto, el Ejecutivo no debe retrasar las reformas estructurales anunciadas", afirma el Ministerio de Economía en un comunicado.

Sobre el primer punto, donde recuerda que el Gobierno ha trasladado a los agentes sociales las bases para un acuerdo sobre la reforma laboral que debería tener lugar antes de fin de mes, el FMI insta a eliminar la dualidad entre los empleados discontinuos o fijos y los que acumulan contratos temporales. Para ello, recomienda reducir los costes de despido, por lo menos a los niveles medios de la UE, así como estimular una descentralización en los métodos de fijación de los salarios y limitar la negociación por convenio, en la que recomienda invertir el actual modelo y que la adhesión de las empresas sea opcional. Dentro de este apartado aconseja desincentivar los despidos improcedentes y eliminar la revalorización de los sueldos en base a la inflación.

Revalorización automática en base al IPC

El FMI asegura que fijar los salarios en función del IPC "restringe la flexibilidad interna de las empresas". Además, señala que no es el sistema adecuado para un país miembro de una unión monetaria" ya que condiciona su competitividad y productividad frente al resto de sus socios. Según recuerda destaca que el desempleo en España es estructuralmente alto y excesivamente cíclico", lo que deja al mercado laboral al albur de los periodos económicos, creciendo más que el resto en épocas de expansión y, tal y como ha ocurrido en la actual crisis, destruyendo mucho más puestos de trabajo que las economías de nuestro entorno en los periodos de recesión. Según añade en el informe, los cambios deben ser "ambiciosos y exhaustivos" para no perder una "oportunidad histórica" de poner al país al día por lo que a empleo se refiere. Al mismo tiempo, añade que "hay que tener cuidado de que ninguna reforma incremente los costes fiscales del sistema o dificulte a corto plazo la contratación temporal".

Según el informe del organismo presidido por Dominique Strauss-Kahn, el consumo de las familias se está recuperando muy lentamente, aunque podría coger velocidad si la confianza se recupera. En su contra, cita el alto grado de incertidumbre, el elevado desempleo y la necesidad de recortar el endeudamiento. Para el Fondo, el avance de las exportaciones es uno de los factores positivos que podría relanzar la economía. No obstante, advierte de que estas previsiones están sometidas a un importante grado de duda, por lo que podrían variar, bien de forma positiva o negativa. Para que la revisión fuese al alza, la recuperación internacional debería consolidarse, al mismo tiempo que el abaratamiento del euro frente al dólar facilitará la competitividad de las exportaciones españolas hacia el exterior de la UE.

En el bando contrario, habla de un posible estancamiento del crecimiento por culpa de la suma de dos factores: la debilidad de la demanda y el efecto de las medidas contra el déficit. "Sobre todo si las reformas para impulsar la competitividad y el crecimiento son tímidas", alerta antes de concluir este epígrafe con la advertencia de que "las condiciones del mercado financiero también pueden deteriorarse más, aumentando el coste de financiación tanto para el gobierno como para el sector privado".

Las llamadas consultas del artículo IV son los análisis periódicos que el FMI realiza in situ de las economías de sus países miembros. Para llevarlos a cabo, una misión del Fondo recaba información sobre el terreno tanto del Gobierno como de diferentes agentes económicos, políticos y sociales para establecer sus conclusiones.

El País